miércoles, 11 de octubre de 2017

La polémica expulsión de Marco de Protagonistas 2017 ¿un nuevo giro del programa?



Protagonistas 2017 no ha estado exento de polémicas: Desde participantes con experiencia en el porno, hasta otros de quienes se filtran fotos íntimas, ahora el tema es la expulsión de Marco Lasso, quien estaba amenazado por convivencia en el ciclo anterior.

Lo que no indican los indicadores - U2, McCartney, Protagonistas from Pink Sauce TV on Vimeo.



Logramos grabar la promo donde se mostraba las razones de la salida del participante, evidenciándose que, tras una de las fiestas en Casa Estudio, y al parecer en estado de alicoramiento, confesó a otros compañeros de casa estudio que asesinó a alguien y empujó a Camilo, motivo más que suficiente para que la producción del canal tomase cartas en el asunto y decidiera emplear el poder que el reglamento le permite (y que fue dado a conocer al momento de inscribirse, y del cual ya hablamos en un videopost anterior) y dejar el asunto en manos de las autoridades competentes para que investiguen los hechos. En el video se puede apreciar que incluso, amenaza con la mano a otro compañero. Aunque el participante afirmó que solo se trató de una muy convincente actuación de su parte, creo que lo más seguro para el canal mismo es evitar cualquier agresión en contra de los demás participantes. Por evitar polémicas con el canal, no montamos el video en esta página, pero el que lo quiera... que me escriba.

No es la primera vez que en Protagonistas hay una expulsión. Ya tuvimos en 2012 el caso de Elianis Garrido, tras la polémica “mechoneada” contra Oscar Naranjo, o cuando Yina Calderón le arrojó un cuchillo a Yuber en la temporada del 2013. Lo novedoso es que esta se haya dado antes de que las cosas pasaran a mayores.

Con todo, ello ahora permite el reingreso a Casa estudio de algunos de los participantes eliminados, a excepción de Carlos, quien fue el último en salir. ¿Será el retorno de la polémica Natalia, mejor conocida como Kloe Maravilla? ¿O será Lina recargada en contra de Daniella? ¿Tal vez será Felipe, para aclarar las cosas con María del Mar o terminarlas de enredar?  Esta decisión está en manos de los votantes.

Triunfa U2 en Bogotá y cancela McCartney en Medellín: dos caras de una misma moneda.




La semana pasada ocurrieron dos hechos que muestran las facetas agridulces de nuestro país en materia de grandes acontecimientos musicales: Por un lado el arrollador éxito del concierto de la banda irlandesa U2 en su tour The Joshua Tree 2017, celebrado en Bogotá el pasado sábado 7 de octubre. Por la otra, el “aplazamiento” ( con pinta más de cancelación) del concierto de ex Beatle Paul McCartney en Medellín, que iba a realizarse este 24 de octubre.

Lo que no indican los indicadores - U2, McCartney, Protagonistas from Pink Sauce TV on Vimeo.


Hablemos primero del concierto del pasado sábado: Muy buena organización, el clima ayudó mucho más que, por ejemplo, cuando vinieron los Rolling Stones en 2016.  No se vieron desórdenes ni en la entrada ni en la salida del personal. El telonero, Noel Gallagher, ex líder de la banda Oasis, animó al respetable con algunos de sus temas, como Champagne Supernova, Don´t look back in anger y por supuesto, Wonderwall.

La banda irlandesa hizo su entrada triunfal hacia las 9 de la noche, y desde Sunday bloody Sunday hasta One, nos deleitó con 21 canciones que mostraron muchas de las facetas del grupo. Cómo dejar de lado los riffs de The Edge o la batería de Mullen, sobre todo en temas como Vertigo o Pride. A lo largo de su presentación, Bono pidió compromiso con la paz, comparando el coraje de los colombianos con el que tuvieron que tener en Irlanda en su propio proceso de paz, que también fue muy complejo. En su interpretación de The Best Thing, homenajeó a varias mujeres de ayer y de hoy, entre ellas las colombianas Totó la Momposina, Catherine Ibargüen y La Pola. Al final, su mensaje fue muy claro, polémicas aparte con los seguidores de cierto partido “de oposición”. Si usted cree que el mensaje de paz de Bono  es debido a mermeladas de Santos, es porque usted es muy ignorante de la carrera de Hewson, quien ha llegado a estar nominado dos veces al premio Nobel de paz.

Por otra parte, hay que decirlo: Colombia apenas está entrando de lleno en las grandes ligas de los circuitos de conciertos de grandes artistas. Un circuito en el que hace décadas nos llevan ventaja  Argentina, Brasil y México, por diferentes factores. Y los empresarios musicales deben asumir los riesgos de programar fechas de gira de dos grandes artistas un mismo mes. Mientras los irlandeses, cuyo espectáculo de luces, video y sonido tuvo lleno a reventar, fueron un éxito el pasado sábado, era poco probable que la segunda fecha del británico (que ya estuvo en Colombia en 2012, pero esa vez en Bogotá) lograra buenas ventas, pues los precios de su boletería eran mucho más altos (sin decir con ello que no lo mereciese) y la fecha elegida caía en un martes.

No creo que aquí debamos hablar de un tema de que “En Bogotá hay más rock, en cambio en Medellín solo llena reggaetton”. En medio del complejo escenario que nos dejaba un paro de pilotos de Avianca como el actual, una u otra plaza resultaba casi a la par de compleja en materia de transporte de los fanáticos de la banda o del solista. Ambas con buena capacidad hotelera para dichos eventos, pero resulta muy difícil asumir que el poder adquisitivo de los fans no darían abasto para dos eventos de esta magnitud, ganando quien llevaba la ventaja de ser primicia en el país y en un día del fin de semana.

martes, 19 de septiembre de 2017

Review La Luz de mis ojos



Ambientada en San Pelayo a finales de los años 50 con corralejas,  tendremos el efecto  maldita rockola de esta telenovela  en donde Soledad Burgos, la protagonista ciega (aunque su ceguera actuada es muy poco creíble), vive sometida al encierro que le impone su madre, doña Delfina. En el capitulo debut, ella cumple 20 años y trata de huir del férreo control de su progenitora, y con una “nana” estilo Pepito Grillo que sobreactua un acento costeño que no le pega. Paralelamente corre la historia del protagonista masculino, Vicente, interpretado por Edgar Vittorino (malos actores con cero capacidades de construir personajes  y él). Entre gaitas y clarinetes de porros y fandangos, sus destinos se encontrarán. Pero el de él se verá truncado por un matrimonio a la fuerza con una mujer que en realidad no ama.
Review La Luz de mis ojos from Pink Sauce TV on Vimeo.

Mientras tanto, yo ya no he parado de bostezar. Esta telenovela, pretendiendo ser rosa, trata de repetir las fórmulas de las bionovelas de cantantes que ya estamos hasta la coronilla de ver: Cantante que quiere salir adelante a pesar de las adversidades y de la oposición de alguno de sus padres.  Mismo recurso que ya vimos en La Ronca de oro. Y luego, en menos de media hora, innecesaria escena post-cama y amante que huye… ¿Dónde vimos esto antes? Ah, sí, en Celia, en Los Morales  Y ni hablar de ese concurso donde buscan cantante para esa banda donde informalmente Soledad canta, otro recurso manido en bionovelas como las precitadas Ronca de Oro, Celia o Las Hermanitas Calle.

A La luz de mis ojos le podemos abonar la buena fotografía, pero eso de poco o nada sirve si la trama está pensada para aburrir hasta a las piedras y casi que regalarle el inmerecido liderato al ladrillo infumable que es A otro nivel T2. Ah, y no nos olvidemos de ese cabezote que prácticamente te resume para donde van los tiros de esta predecible historia. En el elenco vemos otras fallas de rotación de actores: Katherine Vélez como matrona costeña de la caprichosa antagonista, cuando también tiene un rol antagónico en la recién estrenada Hermanos y hermanas, la  telenovela de las 10 ¿así de mal estamos de actores o tanto engavetar las producciones nos refleja esto?

En definitiva, siéntase libre de buscar cualquier otro producto a las 8 de la noche en cualquier otro canal distinto a los privados. Busque alternativas más inteligentes a un concurso de cantantes que no los va a llevar a ninguna parte o este valium dramatizado.

lunes, 18 de septiembre de 2017

5 razones para NO ver A Otro Nivel



Tras el final de ese Desafío Súper Humanos que desde hacía semanas ya era nada más que un  vil culebrón con  pruebas intrincadas y peleas de gatas, Caracol nos trae su versión pirateada de The Voice, pero con un ascensor en lugar de sillas giratorias talent show de propia cosecha, con el que aspira a liderar en el último tercio del 2017 en el horario de las 8 de la noche, que desde el 2015 sigue siendo suyo, con mayor o menor injusticia. Pero desde aquí daremos nuestros cinco principales reparos a que esto siga ocurriendo:
5 razones para NO ver A Otro Nivel from Pink Sauce TV on Vimeo.
  1. ·   Estos formatos nunca logran consolidar una carrera: Pecado común del que también se puede acusar a los demás formatos musicales de Caracol, como La Voz Colombia, La Voz Kids, La Voz Teens, al igual que a los de sus rivales de patio: Factor X, Factor XS, Factor XF o Factor X La batalla de las estrellas, e incluso otros ignorados por el rating como Se busca intérprete (2008)  o Idol Colombia (2014). Caracol debería ver que, más allá de ganar el premio en metálico  y salir de invitado en Día a día, al ganador de la temporada anterior de poco o nada le ha servido para que su carrera despegase más allá del sector que ya tenía conquistado antes de presentarse en este programa.  La mayoría de los productos ganadores de concursos de esta estirpe o ni suenan ni truenan en el mercado radial colombiano o les toca más duro salir adelante, pues se les suele estereotipar como “estrellitas de reality”.
  2. ·         La telepornomiseria: Jodida cosa y ver cómo la primera fase de la competencia, en donde luchan por obtener el beneplácito de al menos dos de los tres jurados, se adereza con esos videos donde los participantes parecieran competir por ver quién tiene la historia más lacrimógena y retorcida. Los moldes ya los sabemos de memoria: El desplazado por la violencia, la que necesita ganar esto pa´ llenarle la nevera a la mamita (cofcofJessicaAgualimpiacofcof), el que ha cantado desde que estaba en el vientre materno pero nunca ha tenido ese big break en los medios… ¿De verdad no pueden ganar por algo que no sea inspirar lástima? 
  3.       Las roscas: Si siguen creyendo que esto que se viene es totalmente transparente, déjenme decirles que el Niño Dios son los papás. Que Luz Marina Osorio, concursante de la temporada anterior, haya sido la mamá de Carolina Cruz, presentadora Talento Caracol, no tuvo nadita qué ver con su elección en 2016… y estos son de leche.    
  4. El mismo repertorio de canciones trilladas y de participantes adictos a realities: Otra cosa detestable es ver cómo Caracol usa y abusa en diferente orden de las mismas canciones pendejas que estamos cansados de escuchar en todos sus concursos de cantantes y hasta en los de baile como La Pista o de imitadores de cantantes como lo fueron Yo me llamo o Tu cara Me Suena. Asumámoslo: Nunca una canción original va a llevar a alguien a subir ese ascensor indubitadamente, y a los de Caracol les gusta ir a lo seguro con las mismas canciones y hasta con algunos concursantes que, a no dudarlo, habrán pasado por todos los concursos musicales en ambos lados del espectro televisivo.
  5. La modorra del perenne liderato: Caracol no sale de su zona de confort a las 8 de la noche, mientras siga ganándole a sus rivales, eso lo tenemos clarísimo. No hay riesgo en los formatos, pues RCN no convence con sus ficciones (es más, le temen tanto al ladrillo de A Otro Nivel, que no pondrán a Protagonistas a competir con ellos) y el Uno no logrará nada con la turcada de turno. El que tiene el éxito en el rating (así sea con cifras nimias), marranea, y por eso le puede embutir la telebobela mas ridícula a sus televidentes, igual la verán. El tenebroso panorama que demuestra 2017 es que Caracol seguirá en las mismas y simplemente alternará  YMLL con AON y La Voz (inserte aquí lo que le salga de los cojones a Sampedro y compañía) hasta el aburrimiento.
Y bueno, como sabemos que no nos van a hacer ni puto caso con todas nuestras observaciones, les recordamos que, como pensamos en esta casa editorial pobre pero honrada,  criticamos por un mejor país, y querer un mejor país es un valor cristiano.


domingo, 17 de septiembre de 2017

Cinco razones para NO ver Protagonistas




Después del lánguido final de la plenamente olvidable No olvidarás mi nombre, y de esos ininteligibles capítulos de dos horas de Hermanos y Hermanas (que pinta a no comerse las 12 uvas de este año), RCN vuelve a la carga con la séptima temporada de su reality más polémico, aquel que le ha dado luces y sombras: Altas cifras de rating en 2002,2003, 2010 y 2012 y descender al fondo de la tabla en 2004 y 2013. Con el viento en contra, RCN aspira a competir con la nueva telenovela aspiracional para sirvientas que lanzó Caracol con una franquicia de la que se dice que este año dará la bienvenida a cualquier talento. Pero… ¿vale la pena darle la oportunidad a aquel reality más conocido por cara a caras donde se dicen “Trepadora…manipuladora” o mechoneadas y lanzamiento de cuchillos? Vean porqué creemos que NO.
5 Razones para NO ver Protagonistas from Pink Sauce TV on Vimeo.
·         
 1- Los presentadores: Ida la señora que deliraba con tener en sus manos el sobre, esta vez el reemplazo no está en una, sino en dos personas: Luciano D´Alessandro, que nos lo quieren meter hasta en la sopa, como si tuviera talento pa´ eso, y la tristemente nada célebre ganadora femenina de la primera temporada de la saga, Ximena Córdoba. Parece ser que ella podrá darles lecciones a los participantes de lo lejos que te puede llevar actuar como la mosquita muerta del reality ¿No había otros menos malos?
·      2- Los jurados: Para esta edición, mandaron a uso de buen retiro a Alejandra Borrero, Isabella Santodomingo y Sergio Osorio (aunque  la primera me encantaba cómo lo hacía) y nos metieron a Jorge Enrique Abello,  Adal Ramones y a Ariadna Gutiérrez. Al primero ya lo habíamos lidiado como el sobreactuado docente de actuación. Madre mía, cuando ya creíamos que se había logrado librar de estigma de RCN con su papel en La Nocturna, Abello recae. Del segundo, no me cae muy bien que digamos que, habiendo tantos actores o directores buenos en este país, tengamos que traer de un mexicano  ¿acaso viene convenio con Televisa, a semejanza del que tuvieron con Panamá en 2013? Y como leí por ahí, ahora sobre las credenciales de Ariadna para juzgar talento…  talento es lo que se necesita para fingir ser la novia del instagrammer italiano ese con el que ha dado tanta lora.
·       3 - Los mismos trucos de siempre: Cara a caras plagados de insultos, gente con IQ bajito que sueltan cualquier burrada, complots desde el vamos, peleas de gatas, clases absurdas,  vida privada licenciosa y con tangas rojas y prostitución de por medio, acusaciones de rosca o favorecimiento a concursantes polémicos… el repertorio ya lo sabemos casi de memoria. Ya entrados en gastos, si de lo que se trata es de tener a 14 o más personas encerradas en una casa sobreactuando y eliminándose uno a uno, haber comprado el formato Gran Hermano, al menos allá no les ponen a usar ese uniforme estúpido de las camisetas negras con los nombres de los concursantes.
·      4- El permanente ingreso o reingreso de gente: Como si fuera poco al problema de votar para  supuestamente eliminar personal –con todo y el escaso criterio del colombiano que vota en estos programas, supuestamente auditados por la PriceWaterHouseCoopers-, a la ya de por si manipulable convivencia de estos prospectos de actores le suman la permanente amenaza de reingresos porque sí y porque no, alargando el formato en virtud de las necesidades del canal de recaudar más.  El sentido de la competencia se va a la mierda si, después de las heridas abiertas tras una eliminación, el programa se vuelve una puerta giratoria donde alguien reingresa porque, oh sorpresa, una concursante resulta embarazada u otro sufre un shock nervioso. Ni hablemos del juego de especulaciones cuando alguien es expulsado o abandona voluntariamente la competencia, o porque los ponen a vivir “revoluciones” para subir el  entonces esquivo rating
·         5. Ahí NUNCA hay talento: Lo dijimos en 2013 y lo reiteramos, visto lo acontecido en ese año: Nunca gana el más talentoso, y ganar este programa es más una lápida a una carrera actoral que un visto bueno actoral. Los verdaderos protagonistas de telenovelas relevantes no se han hallado en los ganadores masculinos o femeninos de las seis temporadas anteriores. Corolario de lo anterior es que las verdaderas manifestaciones de talento egresadas de este programa no lo han sido por protagonizar una telenovela nacional o extranjera, sino videos íntimos o escándalos sexuales. Si no nos creen, que lo digan Ana Karina Soto, Erika Márquez, Gaby Garrido, Sebastian Tamayo, Oscar Mejia ( hoy dedicado al porno gay) o la ínclita Sara Corrales. Y talento, lo que se dice talento, no se ve mucho. O bueno, sí, talento del que cantaba Willie Colón. Además, no se entiende cómo dicen que buscan talento de diverso tipo como youtubers, bailarines, presentadores y demás, y luego les imponen a todos una prueba de talento estándar de actuación. Si no tienen claro ni lo que buscan no esperen que la audiencia lo logre.

RCN sella sus esperanzas de reponerse de la paliza que le viene dando Caracol en este reality. En nuestras manos está que lo logre…o no.